Categories
Uncategorized

LA MUSICA, EL MANDALA Y EL EQUILIBRIO INTERIOR

En el artículo anterior hablamos sobre como en forma sencilla empezar a mejorar nuestra calidad de vida En muchos países como el nuestro la música constituye otro de los elementos importantes para hacerlo Estudios científicos han demostrado que ella afecta aumentando o disminuyendo la energía corporal y transformando las moléculas que llevan la información a nuestro cerebro, extrayendo elementos que compensan y hasta restituyen zonas afectadas de éste, permitiendo la estimulación de la percepción, comprensión y memoria, modificando nuestro sistema inmunológico y otros mecanismos, y en muchos casos sirviendo como medio de lenguaje a través del cual pueden comunicarse y entender el entorno personas con cualquier tipo de discapacidad en los cuales se abre una apreciación sonora interna relacionada sobre todo con los sentidos del tacto y la vista y que tiene por objeto captar vibraciones y movimientos  De todos estos hechos es que ha nacido la “Musicoterapia” como medio alternativo la cual se realiza en grupo o sólo, pero siempre tomando en cuenta que tipo de sonidos impactan en la persona Gracias a la música la creatividad y la expresión se enriquecen más e incluso ayuda no sólo a controlar el estrés, la depresión y los bloqueos emocionales sino que retardar cierto tipo de atrofias degenerativas 

Otra herramienta que podemos integrar a la música es la creación de los “Mandalas” dibujos y figuras geométricas gigantes con base en el círculo, que representan simbólicamente el universo, generalmente hechas en el piso o sobre una tarima con arena de colores y que junto con una música adecuada desde hace muchos siglos ha servido a culturas como la budista para estimular el orden, equilibrio síquico y la armonía del ser interior, mediante la concentración en un sola dirección También sirve como expresión artística de gran belleza por su tipo de diseños y el empleo de gran gama de colores Parte de su importancia radica en el proceso de creación y en el camino que se recorre síquica y emocionalmente hasta llegar a su culminación Ellos activan los procesos de comunicación interna, pues equilibran los hemisferios cerebrales a través de la plástica y la música entrelazando conocimientos de otras disciplinas y ayudando al crecimiento y al aumento de la percepción y la sensibilidad Hoy en día los Mandalas se fabrican también con otros materiales y no sólo para los adultos sino también para los niños de quienes extrae sus ideas, pensamientos y relación con el complejo mundo. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *