Categories
Uncategorized

EL ARCO IRIS DE LA SALUD

Así como el “Arco Iris” ilumina nuestro cielo, el color en nuestra vida diaria usado junto con otras terapias alternativas, funciona como una herramienta de gran importancia para iluminar nuestra salud física y emocional. Se ha demostrado científicamente como influye en nuestro cuerpo, provocando reacciones químicas que mandan mensajes codificados a nuestro cerebro, y que producen la liberación de hormonas que transforman el metabolismo y cualquier otro tipo de patrón corporal, como por ejemplo: la temperatura, la alimentación o el sueño; actuando no sólo en la parte física y mental, sino también en la emocional y espiritual. Las terapias basadas en el uso del color sirven para identificar desequilibrios físicos y emocionales, pues cada parte del cuerpo y cada órgano tienen sus propias características vibracionales. Si el color se usa sobre la zona afectada en la frecuencia correcta, éste órgano sanará con mucha más facilidad. 

Propiedades de los colores:

-El blanco contiene el espectro total de luz, por ello influencia todos los sistemas corporales, los limpia, los nutre, los vitaliza y ayuda a fomentar la creatividad. 

-El amarillo estimula la capacidad mental y la concentración, y puede usarse en el tratamiento de problemas de reuma y artritis. 

-El anaranjado estimula la circulación y el metabolismo, usándose para tratar cierto tipo de problemas del riñón o del pulmón. 

-El rojo estimula la falta de energía y la baja presión, y puede usarse para tratar problemas de anemia y de sexualidad. 

-El fucsia es un fino estabilizador emocional que conecta el cerebro con la espiritualidad y por ello energetiza las glándulas adrenales, el corazón y el sistema reproductivo. 

-El violeta estimula la autoestima y contrarresta la desaliento, y se usa en el tratamiento de desórdenes mentales y nerviosos. 

-El índigo ayuda a fortalecer el sistema linfático, las glándulas y el sistema inmunológico, y puede usarse como un desintoxicador energético y purificador. 

-El azul estimula la fuerza de voluntad junto con las habilidades verbales y se usa en la curación de insomnio, dolor de garganta, estrés o migrañas. 

-El turquesa es un color que trae suavidad, purificación y calma, por ello se puede usar para elevar el sistema inmunológico y también para combatir cierto tipo de inflamaciones.

-El verde limón actúa sobre el sistema digestivo y ayuda a la asimilación de nutrientes. Además estimula la actividad del hemisferio cerebral izquierdo haciendo que éste elimine las toxinas emocionales.

-El verde suaviza el sistema nervioso produciendo un efecto calmante y equilibrando de nuestra sensibilidad. 

-El negro es un color que debe usarse muy pocas veces, y de ser posible matizándolo con otros colores, sobre todo si la persona tiene tendencia a la pérdida del control voluntario. Aunque por un lado es un color de protección y calmante, por otro lado promueve sicológicamente la resistencia, la oposición y la enemistad. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *